Stretching o Estiramientos

También llamados estiramientos musculares, tenomusculares, miotendinosos o stretching, tienen como objetivo dotar a nuestros músculos de flexibilidad y los preparan para comenzar a trabajar.

Son el conjunto de técnicas de la Cinesiterapia, que van a poner a las estructuras músculo-conjuntivas en posiciones alongadas o alargadas para mantener o mejorar su extensibilidad y elasticidad.

Un cuerpo es flexible cuando es capaz de doblarse sin romperse. Este doblarse a nivel corporal se realiza a través de las articulaciones.

La extensibilidad que tiene el cuerpo es la capacidad de algunos cuerpos de aumentar su tamaño, cuando se aplica una fuerza externa o interna (chicle).

Además, tenemos la propiedad de la elasticidad que los cuerpos son capaces de recuperar su forma original después de ser deformados (goma).

Tipos de Estiramientos

  • Dinámicos o balísticos.
  • Estáticos pasivos.
  • Postisométricos o contracción – relajación – estiramiento.
  • Contracción – relajación – contracción de antagonistas.
  • Estáticos con tensión activa.
  • Estáticos con tensión pasiva.
  • Con vapor o refrigeración.
  • Con electroestimulación (interferenciales).

Los efectos son:

  • Mejoran las sensaciones y el sentido del movimiento de las regiones percibidas.
  • Antiálgicas.
  • Mejoran planos de deslizamiento profundos.
  • Mejoran los planos de deslizamiento superficiales.
  • Pueden aumentar las amplitudes articulares.
  • Producen calor local que mejoran las condiciones plásticas del colágeno.
  • Mejoran la musculatura atrofiada y debilitada.
  • Mejoran el flujo vascular y linfático.
  • Mejoran la sinergia agonista-antagonista.
  • Son estimulantes en sujetos asténicos, (sensación de cansancio crónico) y 3ª edad.
  • Mejoran las estructuras responsables de la laxitud articular.
  • Mejoran la concentración mental.

Las indicaciones son:

  • Después de inmovilizaciones, reposos prolongados, posiciones profesionales prolongadas… (posiciones mantenidas en el tiempo).
  • Reeducación postraumática y postquirúrgica. Recidivas lesionales músculo-tendinosas.
  • Agujetas, contracturas y molestias post esfuerzo.
  • Adherencias intra e intermusculares. Retracciones músculo-tendinosas y hematomas cronificados.
  • Quemaduras en fase no aguda, cicatrices retráctiles.
  • Preparación para el esfuerzo y recuperación de la extensibilidad tras el esfuerzo.
  • Alteraciones del retorno venoso y edemas locales.
  • Aumentar y mejorar las capacidades locales.